miércoles, 27 de diciembre de 2017

VALORACION PROFESIONAL O DE DESEMPEÑO

En estas fechas se está terminando de realizar en Bankia las Valoraciones de Perfil Profesional, similares a las Valoraciones de Desempeño que se realizaron en BMN hace ya unos meses, pero al parecer la forma de proceder y sobre todo el criterio de reajuste a la baja de la puntuación es común para los dos entidades y deja más sombras que luces en su resultado.

En general, se está produciendo un sentimiento de desánimo entre los compañeros,  y son muchas las valoraciones que están finalizando con una “firma en disconformidad”.

El procedimiento no ha sido ni comunicado, ni pactado con los Representantes de los Trabajadores, y tiene grandes lagunas, una de las más importantes, es la imposibilidad de corrección por parte del Evaluador de ningún aspecto tras la reunión con el Evaluado (¡¡Menuda herramienta para motivar!!)

El proceso carece de un protocolo para solicitar la revisión de la puntuación, en caso de no estar conforme, lo que genera una indefensión intolerable en la plantilla.

Sumada a la subjetividad de cualquier valoración, se ha incluido un elemento de presión más, que es la revisión de la evaluación por parte de los Directores de Zona, lo que además de una falta de respeto para los Directores de Oficina encargados de evaluar a sus equipos, se convierte, en muchos casos, en “recomendaciones” de rebaja. ¿Con qué criterio se hace? En muchos casos casi ni conoce al empleado. ¿Es que tienen marcado un objetivo de valoraciones “malas” y hay que meter a alguien en el saco?

Estamos detectando incidencias en compañeros que han estado de baja durante el año:

¿Una compañera que durante su carrera ha desarrollado una magnífica labor y porque se acabe de incorporar de una baja maternal merece una baja valoración?

Un compañero que sufra una enfermedad, ¿ya está destinado al destierro? Que sepan que ellas/ellos también pueden enfermar, aunque está por ver si sus Valoraciones vendrían con la rebaja.

Con esto lo que sí que se consigue es la desmotivación de una plantilla que está harta de demostrar su valía e implicación año tras año en un escenario comercial en el que de verdad que nos gustaría ver a muchos de estos “jefes” al pie del cañón lidiando con los clientes, con la gestión de carteras, con las campañas solapadas, los objetivos irrealizables.

Para aplicar la misma regla, la plantilla a la que dirigen debería valorarlos y ser tenida en cuenta esta valoración a la hora de mantener o lograr su puesto, esta sería una buena manera de elegir mandos intermedios que de verdad tengan liderazgo tal y como hacen las empresas serias y líderes.

Esta Valoración, con la negociación de un ERE, está generando efectos muy negativos, con los rumores de generación de “listas negras”

UGT exige que se realicen valoraciones profesionales OBJETIVAS, IMPARCIALES, y ajustadas a la realidad y situación de la plantilla, y denunciará los casos en los que se demuestre discriminación.

Si no estás conforme con tu evaluación Contacta con nosotros en el mail UGTBANKIA@UGTBANKIA.NET


Os seguiremos informando.